Aunque no lo creas, es posible utilizar la basura que desechamos para producir energía. Precisamente a esta tarea esta avocado el ayuntamiento de Monterrey, para propulsar el metro de la ciudad.

Este es un buen ejemplo de cómo se puede aplicar la energía de biomasa para beneficiar al medio ambiente y a la gente.

El proyecto se denomina “Monterrey Cinco”. La idea es aprovechar el biogás producido durante la descomposición de la basura en los vertederos municipales, y re-utilizar los deshechos para abastecer las necesidades energéticas de un servicio urbano de gran demanda. Con esto, el metro de Monterrey - tren ligero – es impulsado a través de energía generada por desechos. Cuando se inauguró el metro usaba electricidad convencional.

Cuenta con una planta que genera energía y funciona con cinco generadores importados de Alemania. Los ingenieros que realizaron la instalación de la planta fueron formados en Austria por ingenieros alemanes. La planta funciona con base en el biogás que genera toda la basura de la ciudad. Gracias a que el metro utiliza energía sustentable en un 80%, se han ahorrado millones de pesos en consumo energético.

En GRUPO ECOLIMPIO somos un sistema ambiental comprometido con la conservación de la naturaleza a través de la prevención de la creación de pasivos ambientales, difundiendo la importancia de valorar y dar un manejo adecuado de residuos industriales peligrosos, utilizando procesos limpios que permitan alcanzar el desarrollo sostenible a través del control de nuestros aspectos ambientales y de la mejora continua.