La contaminación del suelo supone la alteración de la superficie terrestre con sustancias químicas que resultan perjudiciales para la vida, poniendo en peligro los ecosistemas y también nuestra salud.

Esta alteración en la calidad de la tierra puede obedecer a diferentes causas, y del mismo modo, sus consecuencias provocan serios problemas de salubridad que afectan gravemente a la flora, fauna o a la salud humana a lo largo del tiempo.

La contaminación del suelo se debe a diversos factores, lo que ocurre cuando se entierran sustancias tóxicas bajo el suelo y éstas, acaban contaminando aguas subterráneas que luego se utilizan para regar, para beber o acaban intoxicándonos a través de la cadena alimentaria o trófica, al comer pescado, aves o cualquier otro animal contaminado. Esto ocurre aunque el contacto con el área contaminada no sea directo.

La pérdida de calidad del terreno supone una serie de consecuencias negativas que van desde su desvalorización hasta la imposibilidad de uso para construir o cultivar. Las consecuencias pueden reflejarse en numerosas víctimas, que pueden enfermar constantemente y desarrollar una enfermedad y llevar una agonía muy lenta; ya sean humanas o de especies animales y vegetales.

En GRUPO ECOLIMPIO somos un sistema ambiental comprometido con la conservación de la naturaleza a través de la prevención de la creación de pasivos ambientales, difundiendo la importancia de valorar y dar un manejo adecuado de residuos industriales peligrosos, utilizando procesos limpios que permitan alcanzar el desarrollo sostenible a través del control de nuestros aspectos ambientales y de la mejora continua.