La contaminación industrial puede tener muchas caras. Contamina fuentes de agua potable, libera toxinas no deseadas en el aire y reduce la calidad del suelo. Los grandes desastres ambientales como la deforestación, han sido causados por accidentes industriales, que no han sido debidamente controlados.

Estas son algunas de las causas de la contaminación industrial:

  • Crecimiento industrial y falta de políticas de control: El crecimiento no planificado de las zonas industriales, además de la corrupción, es lo que produjo que muchas empresas burlaran y pasaran por alto las normas de regulación ambiental, contaminando el aire y el agua.
  • Tecnologías obsoletas: Con el objetivo de evitar gastos extra, aún existen muchas empresas e industrias que no han actualizados sus tecnologías y siguen produciendo químicos que generan gran cantidad de residuos.
  • Muchas pequeñas industrias: Numerosas pequeñas fábricas que no cuentan con suficiente capital y dependen de las subvenciones del gobierno, a menudo escapan a la normativa medioambiental y liberan gran cantidad de gases tóxicos en la atmósfera.
  • Insuficiente eliminación de residuos: La contaminación del agua y del suelo son a menudo causados directamente debido a la ineficiencia en la eliminación de residuos.
  • La lixiviación de los recursos del planeta: Industrias requieren gran cantidad de materias primas para convertirlas en productos terminados. Esto requiere la extracción de minerales de debajo de la tierra. Los minerales extraídos pueden causar la contaminación del suelo cuando se vierten sobre la tierra o cuando existen fugas, como por ejemplo, derrames de petróleo, los cuales son muy perjudiciales para la vida marina.

  • En GRUPO ECOLIMPIO somos un sistema ambiental comprometido con la conservación de la naturaleza a través de la prevención de la creación de pasivos ambientales, difundiendo la importancia de valorar y dar un manejo adecuado de residuos industriales peligrosos, utilizando procesos limpios que permitan alcanzar el desarrollo sostenible a través del control de nuestros aspectos ambientales y de la mejora continua.